†La traición del ángel† (Editado)

Un ángel y un demonio se encuentran en el mundo humano. El ángel se enamoró del demonio, y éste le siguió el juego, fingiendo interés por la celestial chica. Estaba prohibido el amor entre seres de distintos reinos, pero el ángel lo ignoró.

Como castigo, Dios le quitó las alas al ángel, y le prohibió la entrada al reino de los Cielos. “No hay sitio para los traidores como tú, que se dejan cegar por el amor de un ser traicionero” sentenció Dios. Al ángel no le importó, era feliz al lado de su amor. De verdad estaba enamorada.

Pero, un día, el demonio desapareció. Regresó al Infierno sin siquiera despedirse. La había abandonado. “De verdad me engañó. He traicionado a mi gente por alguien que así como vino se fue.” murmuró el ángel entre sollozos, hasta que comenzó a llorar.

Se hallaba sola, nuestro ángel caído, sin su amor y sin poder regresar a su hogar. Vagaba sin rumbo por los remotos caminos del bosque más oscuro. Sin esperanzas de encontrar un amigo, un compañero de por vida. Extrañaba a sus compañeros, a sus amigos y los hermosos jardines del reino de los Cielos.

Un día, tras mucho tiempo anhelando volar, nuestro ángel subió a una antigua torre en el corazón de un bosque. Su vida ya no tenía sentido, estaba sola, sin nada por lo que luchar. Dio un paso, y cayó como una dulce hoja, sintiendo que el aire secaba sus lágrimas en su caída. Pero el suelo nunca alcanzó. Un ángel, de majestuosas alas blancas, salvó a nuestra triste ángel de darle un final trágico a su vida.

El majestuoso ángel, enamorado de nuestro ángel caído, la llevo al Cielo para rogarle a Dios que le diera una segunda oportunidad. “Ha traicionado mi confianza y nos ha abandonado por un despreciable demonio. No tiene sitio en mi reino por mucho que me intentes convencer.” gruñó Dios. Ante la rotunda negativa del Señor, el majestuoso ángel sentenció con seriedad: “Una vida sin mi amor es una vida carente de sentido. Admito que lo que hizo está mal, pero, aún así, no puedo dejar de amarla. Si no permite su retorno al reino, le entrego mis alas y aquí me despido.”

Tomó a su amada de la mano y Dios los llevó al reino humano, su nuevo hogar, donde nada ni nadie los pudo separar. Hasta que un día, el demonio regresó. Vio a su antigua amada en brazos del majestuoso ángel y los celos le invadieron.

Tomó una espada del arsenal de Satán y atacó a su antigua amada, pero el ángel detuvo el ataque con su cuerpo. Entre lágrimas y ruegos, la chica vio como su amado se iba de su lado. Dios sintió lástima y culpa y, con un rayo, acabó con la vida del cruel demonio. Después, transformó a los dos ángeles en un par de majestuosos cisnes, que volaron hacia el horizonte, en busca de un nuevo hogar.

ʕ•ᴥ•ʔღʕ•ᴥ•ʔღʕ•ᴥ•ʔღʕ•ᴥ•ʔღʕ•ᴥ•ʔღʕ•ᴥ•ʔღ

Este relato ha sido reeditado y ampliado, intentando darle un aspecto de microrrelado. Espero que os guste :3

†Saphira†

Anuncios

†Mi amor el mar†

El mar tiene la belleza del sol al alba o de la luna en su plenitud. Tiene el bello cantar de una sirena, el rugir de un león y la fuerza de un gladiador, el azul del cielo, el frío de la nieve y la hospitalidad de una casa. Danza constantemente y demuestra su vitalidad. Es el hogar de muchas almas poetas y la tumba de los condenados. Es mi hogar, mi amor y mi vida.

†Saphira†

†Lo que de verdad importa†

¿Quien dice que todos los problemas se resuelven con violencia? ¿Y que la belleza está en el exterior? Yo no. Con el paso de los años se han ido creando ideas equivocadas y soluciones peligrosamente fáciles. El físico no importa en lo más mínimo y los problemas se resuelven con el don de la palabra. Con la violencia sólo consigues más problemas. No hay que comportarse como los animales que, para impresionar a una chica, dos hombres se tienen que pelear. A veces, esos hombres son amigos de toda la vida que, por culpa de una mujer, rompen su amistad o se convierten en enemigos. Muy triste todo. Pero…, ¿ que se le puede hacer? No hay forma de cambiarlo. A veces hay suerte y recuperan la amistad, que es lo que debe pasar. Las peleas de ese tipo son una tontería que debe ser evitada a toda costa. La amistad es más fuerte, más bonita y más valiosa que el amor.

†Adiós vida, adiós mamá†

El viento roza mis mejillas tiernamente, pero sé que no es el viento sino tus labios dándome esos besos que ya no me das. La calidez del sol no es otra que la de tus brazos dándome los grandes abrazos que me dabas de pequeña. Ahora ya no estás. Dios me arrebató la felicidad de tu amor por ser un ángel caído. Mamá, lo siento. Siento mucho haberme caído de las manos de Dios y que me haya castigado con tu ausencia. Sólo me queda tu recuerdo y un gran vacío en el pecho, ya que cuando Dios te arrancó de mis brazos, te llevaste mi corazón.

ʕ•͡-•ʔʕ•͡-•ʔʕ•͡-•ʔʕ•͡-•ʔʕ•͡-•ʔʕ•͡-•ʔʕ•͡-•ʔʕ•͡-•ʔ

Esta prosa se la dedico a mi abuela, que ha estado a mi lado como una madre, y el destino la apartó de mi camino.

†Te extraño†

¿Sabes qué es lo que más extraño de ti? Tu cariño, tu voz, tu sonrisa… Prácticamente todo. Adoraba tu forma de ser, el cariño que me brindabas y lo especial que me hacías sentir. Echo de menos esas tardes que pasábamos juntos, tus palabras de caramelo y el brillo de tus ojos.

Todo eso se perdió, el olvido se lo llevó y yo muero sin todo aquello que me hacías sentir. No sé que nos pasó, es todo muy extraño. Pero… ya no hay vuelta atrás. Estoy vacía por dentro, como una cáscara hueca en un mundo peligroso.

†Libertad†

Quien fuera ave para volar libremente entre las nubes de algodón. Quien fuera pez para vivir en el infinito paraíso que es el mar. Quien fuera lobo, solitario y sabio, que ha sido capaz de escapar de la raza humana por muchos años. Queremos libertad y no sabemos como conseguirla. La libertad es un secreto que muy pocos conocen. Muchos creen conocerla, y piensan que se haya infringiendo múltiples leyes. Pero con eso solo consigues que te apresen más.

†No valía la pena†

Cuando perdemos a alguien “importante”, no nos damos cuenta de que es algo beneficioso, ya que por algo se marchó. Tenemos que darnos cuenta de que ese alguien no era tan importante como creíamos, sino, ¿por qué se fue de nuestra vida?. No nos damos cuenta de ello y es perjudicial para nosotros, dado que podemos caer en una profunda depresión o darle demasiadas vueltas al tema, y así es como pasa nuestra vida, pensando en alguien que no se merece ni un segundo más de tu valioso tiempo.

¡Sal, vive, sé feliz! No pienses más en quien no te supo valorar.

†”Agradecimiento” a la vida†

Gracias, vida, por darme momentos inolvidables, por quitarme gente importante y concederme la experiencia que me falta. Me has hecho abrir los ojos y cerrar el corazón. Me has enseñado a levantarme cuando tropiezo con tus obstáculos y a no darle importancia a los pequeños problemas, así como a fijarme en los detalles más insignificantes. Te amo a la vez que te odio, te debo todo a la vez que no te debo nada. Me fallas mil veces, y a las vez me las compensa. Muchos quieren separarse de ti, abandonando el mundo de dolor y sufrimiento que les haces vivir. Otros quieren mantenerte cerca porque les das una vida llena de felicidad y esperanzas. Sueles estar en nuestra contra; matando nuestras ilusiones, llevándonos la contraria y jugándonos malas pasada. También (aunque pocas veces) estás de nuestro lado, sacándonos de apuros y, en ocasiones, ayudándonos a ver las cosas por el lado positivo. A pesar de todas las desgracias que nos das, te agradecemos que cada día sigas a nuestro lado como un fiel compañero.

†Una aventura real†

Soñar es una aventura diferente que vivimos cada noche. Cuando caemos en un profundo sueño, nuestro espíritu se desprende de nuestro cuerpo y se va a vivir una aventura. Pero, cuando despertamos, nuestro espíritu es arrastrado por una fuerza desconocida al interior de nuestro cuerpo. Parece una locura pero, si te paras a pensarlo un momento, tiene mucho sentido. Por eso, aunque no queramos, siempre soñamos, porque nuestro espíritu ansía vivir aventuras en un mundo desconocido, un mundo muy bello a la par que misterioso.